junio 22, 2015

Adictos a la escritura: Calor

Y para este verano,  nuestra actividad para Adictos a la Escritura fue redactar un relato cluroso. :D , espero que os guste y no olviden comentar. Lindo día.

¿Frío, calor o ambos?


El día se está apagando, las nubes abren paso a los últimos rayos del sol. Quienes dicen adiós, prometiendo regresar con más intensidad que hoy. Sabiendo que, mañana no será sorprendido por las mismas nubes que permitieron a los habitantes gozar de una tarde con un poco de sombra, pero sin gota alguna de lluvia. Lo cual no hizo ceder a las altas temperaturas. Y el calor húmedo de la costa animaba a los habitantes a reunirse hasta altas horas noche en las fachadas de sus casas para platicar y compartir algún aperitivo. Manu no era la excepción disfrutaba cada vienes solo en su silla la puesta del sol....

Perdido en mi mente recuerdo que no compre mi lata de refresco sabor naranja para acompañar las papas fritas que mi querida madre siempre me deja antes de ir a trabajar en el kiosco del parque. Cuando de pronto mi imaginación evoca de nuevo a esa voz, aunque esta vez me parece más viva con un toque de alegría.

Hola Manu, estoy aquí no es tu imaginación. Y sin más gire mi cabeza y mis ojos se toparon con Mary mi mejor amiga desde que tengo memoria.

Y sin pensarlo dos veces me abalancé hacia ella y me quede unos minutos abrazándola, no creía que esto fuera real, mi corazón latía  loco de la emoción.

Mira te has olvidado de esto. — Dijo alegre dándome un par de latas con refresco sabor naranja.
Hehe es verdad me da gusto verte, llegas justo a tiempo Mary. 
Si lo sé. — Me miro muy sonriente y tomamos asiento en las cómodas mecedoras.

Nos quedamos disfrutando del bello paisaje, un cielo lleno de colores anaranjados y azules. Platicando de ella, no podía regresar al pueblo porque el dinero era escaso y apenas juntaba para los gastos de la universidad. Me dio mucha alegría escuchar que se tituló con honores y ahora es licenciada en leyes. Es admirable, estuvimos charlando, hasta casi media noche. Hasta que llegamos el tiempo de hablar de sobre mi, me acalore demasiado y la temperatura no ayudaba. A pesar de ser de noche aquí el calor no baja.

¿Porque decidiste pelear en el box? — me pregunta curiosa.
¡Sabía que dirías eso! Muchos me preguntan porque peleo, yo respondo que calor. Ellos piensan que mi sangre es muy caliente y soy agresivo por naturaleza, que disfrutó sentir correr el fuego que llevo dentro.  Pero es todo lo contrario, mi corazón y mente son fríos en mí no hay una pizca de calor. Hay fuego azul y frío dentro de mí. Por eso peleo, estoy frio por dentro y peleando es la forma de sentir un poco de calor. Me hace estar en equilibrio y disfruto el poco calor que produzco con cada movimiento, con cada golpe.

Me miro con mucha intensidad y al final me respondió.

Es curioso que me digas que eres frio siempre me has sido cálido conmigo. Para mí alguien frio es insensible, arrogante y a veces vacíos por dentro. Pero en cambio tu eres una persona generosa honesta y apasionada,  bueno eso último pocos lo saben.
Se me ha olvidado lo bien que me conoces Mary. 

Sus palabras me dejaron impresionado y bueno no se le escapa ni una. Es increíble que a pesar de no habernos visto hace 9 años me sigue conociendo muy bien. Eso me da gusto que nuestra amistad siga intacta. Me quedo mirándola un rato siempre ha sabido darme mi espacio y no hablara hasta que deicida continuar, me deja digerir las cosas. Que increíble es esto no ha cambiado mucho, ha crecido y sigue siendo una persona maravillosa.

—Aunque contigo siempre he sentido esa calidez y no con nadie más— dije al fin.
Hasta que te das cuenta, Manu. 
Soy frío porque busco calor. Dependo del frío para encontrar y gozar del calor, para disfrutar de él. Así soy más sensible al calor, siento más. Realmente me siento vivo cuando el calor me invade. — Me paro y voy justamente frente a ella sin saber porque. Y al momento que llego ella se levante frente de mí.

—Manu no te das cuenta que yo también siento esa calidez, eres un gran ciego y tonto— la siento nerviosa algo más me quiere decir.
—Vamos Mary no te quedes sin terminar— Le digo cariñosamente inconsciente mi emoción por escucharla.
—Manu date cuenta. Te amo. 

En ese momento todo fue claro para mi me hacía falta su calor y por eso me refugie en el boxeo.

—Sí creo que tienes razón, soy un tonto en no darme cuenta que ese calor es amor por ti.

El ambiente cambio se volvió más íntimo y agradable, perfecto para nuestro primer beso.

9 comentarios:

  1. Me ha gustado la narración, y has conseguido que termine el relato hasta el final y me ha gustado. Un abrazo. Creo que alguna coma con el calor te la has comido. Un abrazo de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Que bien que te ha gustado. Hehe si el calor me llega a afectar. Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy romántico. Dos personas que se conocen bien y toman su tiempo para comenzar una relación. Felicitaciones :D

    ResponderEliminar
  3. "Sí creo que tienes razón, soy un tonto en no darme cuenta que ese calor es amor por ti." esa parte estuvo muy bonita :3 me gustó el relato (:
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abbie!
      Que bien que te ha gustado.

      Saludos 😊

      Eliminar
  4. Me gustó tu relato, es un calor muy agradable el que se siente al estar enamorado. Y también me gustó mucho la idea de que él buscara un calor que solo encuentra en ella.
    Como ya te han aconsejado antes lo único que faltaría sería revisar las comas ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nerea,, que bien que te gustara este calor. Y pondré mas atención a las comas.

      Saludos

      Eliminar
  5. Me agradó que sea desde las perspectiva masculina:)

    ResponderEliminar